MAGO / ENCANTADOR

Los espectáculos que les ofrezco aquí, son los más populares. Ideales para semanas culturales, fiestas, colegios, celebraciones privadas y los etcéteras que se les ocurran. Un mago que habla, participación del público, diversión y magia.

BALAMBAMBÚ

Apaguen la tele, el ordenador, o cualquier aparato al que estén enganchados. Hay vida fuera y la electricidad se ha puesto por las nubes. Hoy pueden disfrutar de la magia “en directo”. En la calle si hace bueno o a cubierto si no. Tráiganse la sonrisa aunque esté oxidada, se la llevarán de vuelta resplandeciente y luciendo de oreja a oreja. Aprendan las palabras mágicas del SXXI y descubran que la magia infantil no tiene porqué ser ni ñoña ni simple. El espectador adulto disfrutará tanto de las reacciones de los “peques” como de los propios efectos mágicos.

Los chavales participan desde el sitio o sobre el escenario; aprenden algún truco y me pillan “in fraganti” o, al menos, eso parece…

  • infantil / familiar para sala o calle

INOX-VIDABLE

Enganchados

Ideal para que no se les oxide la memoria, la risa ni el asombro. Es un reto, un pulso que para su delirio, van ganando los niños durante todo el espectáculo. Al final la ilusión triunfará; la suya y la mía.

Raudales de participación que hacen que el protagonismo de los que suben al escenario se transmita al resto del público.

Unos descubren su gran memoria, otros sus poderes psíquicos, algunos que pueden hacer magia, y yo descubro que se han dejado olvidadas a cuatro criaturas.

  • infantil / familiar para sala o calle

DE LO + IN

Es insólito, inexplicable, insospechado e increíble. Es interdisciplinar, interactivo y hasta internacional. Interplanetario diría si no quedara tan infinitamente lejos eso.

Pero hay mucho más: Incentivos, Inflación inagotable, intriga, riesgo, algún incauto y un inesperado incendio. Incluso hay un mago innovador, ingenioso, y hasta incisivo a veces, que puede inopinadamente mostrarse inestable, inmaduro e inepto. ¿Y si su infalibilidad innata se resintiera con un inoportuno incidente? Sería inevitable que lo pillaran “in-fraganti” al instante. Insufrible que le instigaran los infantes indicando con el dedo el fallo infame. ¿Quién sabe? También Insisten los inocentes peces ingiriendo el cebo.

Les invitamos a disfrutar de un espectáculo interesante, lleno de situaciones inimaginables e inesperadas que serán una fuente inagotable de risas y sorpresas. Y ya puestos, también habrá INPOSIBLES a pesar de la ortografía. Porque lo que “no puede ser”, será.

  • infantil / familiar para sala o calle

¡SORPRENDENTE! -que no es poco-

Sorprendente es lo que pone patas arriba la realidad. ¿Cómo pueden aparecer cosas de donde no están? ¿Cómo meter cosas donde no caben? ¿Cómo puede un sólido atravesar a otro?…

Sorprendente es un espectáculo que suma diversión y magia, resta importancia al ajetreo diario, multiplica las sonrisas y gestos de asombro y divide al público entre reírse, tirarse del pelo, o aplaudir cada mazazo que se le da a la lógica desde el escenario.

Que en este mundo de efectos especiales se siga hablando de lo que se vio y disfrutó en el espectáculo mucho después de acabar, es ¡SORPRENDENTE!, que no es poco

  • familiar para sala o calle

UN PUÑADO DE IMPOSIBLES

Seguro que viven imposibles cada día. Estirar el sueldo más allá del día 15, el atasco que nos hace llegar tarde al trabajo, o ese niño que da más guerra que Caín. Uno se estresa solo de pensarlo. No se preocupen, los imposibles que les ofrezco son otros. Los míos se saltan lo posible y lo probable a la comba.

Tampoco vayan a pensar que haré que el banco les cancele la hipoteca, ni les cambiaré al marido de 50 por dos mozos de 25.

Les propongo sentarnos alrededor de una mesa a vivir esas cosas fascinantes que se ven en un teatro, en internet o en la tele, pero en la intimidad. Jugando muy cerca. A unos centímetros. Un par de metros a lo sumo. Sean ustedes mismos quienes borren de su mente posibles trampillas, ayudantes o efectos especiales. Les invito a disfrutar de este puñado de imposibles que les he preparado. A dejarse llevar. A divertirse, ilusionarse y ¿por qué no?, a sentir que lo insólito, lo extraordinario y lo increíble se convierten en la norma.

  • Familiar / Adultos – Magia de cerca para sala