Archive for the ‘Prensa’ Category

NARRACIÓN HECHA MAGIA

Jueves, Julio 12th, 2012
El riojano Diego Calavia, que abrió el XIII Festival de Narradores Orales, dejó el pabellón alto y no decepcionó a los espectadores que hicieron cola en la Casa de Andrés Laguna.
Alba Domínguez - Segovia
44-1kama(1).jpg
El participante en el Festival de Narradores Orales, Diego Calavia, durante la actuación del pasado lunes en la Casa de Andrés Laguna . / Kamarero

La entrada de espectadores fue continua el lunes por la noche para disfrutar del primer espectáculo del Festival de Narradores Orales y muchos de los asistentes tuvieron que quedarse de pie; por tanto, una vez más, el festival de narradores orales ha comenzado con un éxito rotundo en la capital.
El público preparaba sus sentidos mientras Calavia se disponía a exponer un recital que no dejaría indiferente a nadie. La narración empezó puntual, con la intervención de Ignacio Sanz, que presentó el festival y “agradeció la presencia y el respeto en la fiesta de la palabra”. El escritor hizo hincapié en “la importancia de un acto como el que tuvo lugar el pasado lunes, un acto civilizado en una época terrible”.
El inicio de la representación inauguró lo que sería una hora y media de risa, asombro y sobre todo magia. Diego Calavia empezó advirtiendo lo que pretendía, “engañar” al público, pero un engaño con algo especial y, dando una muestra de lo que decía, Calavia sacó de manera mágica una botella de su zapato.
La narración del riojano lleva por titulo ‘Vivir del cuento’ y en ella explica cómo llegó a hacerse mago. La intervención con el público fue continua, por lo que consigue un espectáculo dinámico en el que supo mantener la atención y asombro de todos los presentes.
Otro de los detalles del acto fue el hecho de que el artista no usaba micrófono, lo que motivó que en momentos puntuales el sonido no fuera efectivo en toda la sala; por otro lado, fue un acierto, ya que la voz directa creó un ambiente de cercanía e igualdad entre el artista y el público, algo muy acorde con el carácter del festival.
Durante toda la velada el narrador y mago equiparó situaciones de la vida diaria de cualquier persona con trucos, comparó las relaciones de pareja con una cuerda, la cual unía y separaba de forma mágica, tal y como pasa con las relaciones. Así, con una clave de humor, Calavia tocó temas como las rupturas sentimentales, el sexo, la muerte o el timo, que consiguieron reclamar la atención del público.
Toda la representación fue una muestra de sarcasmo hacia situaciones difíciles y una muestra de verdadero arte por parte del riojano Diego Calavia.

ALGO HABRÉ HECHO BIEN

Miércoles, Julio 11th, 2012

En portada

El lunes 9 de julio actué abriendo el “XIII Festival de Narradores Orales de Segovia”. El espacio era precioso pero muy malo para un mago, con espectadores a derecha e izquierda que me vieron casi todo el tiempo de espaldas. Solo recuerdo una situación más difícil, en un auditorio redondo con mucho público a la espalda en Rio de Janeiro.

Había 350 sillas, al menos otras 50 personas de pie ¡y sin equipo de sonido!. Un par de columnas que tapaban la visión de algunos espectadores y además un público acostumbrado a ver a muchos de los mejores narradores del panorama internacional que Ignacio Sanz ha programado en los pasados 12 años. Para acojonarse un poquito vamos.

Sin embargo conseguí adecuarme a las condiciones existentes cambiando un par de juegos y mi ubicación con frecuencia y ese público experto, exigente, o difícil a priori, resultó ser increíblemente acogedor desde el principio, con un silencio sepulcral cuando cedían las risas. Me dieron la posibilidad de disfrutar y de dar lo mejor de mi.

Recordaré esta actuación porque estuvo muy cerca de cómo me gustaría que resultaran mis actuaciones y la respuesta del auditorio fue espectacular durante los más de 90 minutos de “Vivir del Cuento” y a su término.

De todos modos la sorpresa llegó el martes 10, cuando me dijeron “Has salido en el periódico. ¡EN PORTADA!” ¡La foto de portada! Con su comentario de pie de foto y otra foto en la página 6 con  una breve crítica del espectáculo No fue hasta la noche que vi en Internet que “El Adelantado”, “El Norte de Castilla”, “El Acueducto” y otros digitales habían publicado “sus” crónicas de la actuación. Hoy veo que “El Adelantado de Segovia” el que ayer me dedicaba la portada, me dedica la contraportada.

Mucho tendrá que ver el trabajo de difusión que lleva haciendo en estos 13 años la organización, pero algo habré hecho yo bien, así que voy a disfrutarlo un ratito. Si, soy un poco de pueblo y no estoy acostumbrado a que me reconozcan en mi trabajo. Y si, me siento orgulloso de que por una vez me haya tocado a mí. Ojala se repita si lo vuelvo a merecer.

LA MAGIA DE DIEGO CALAVIA

Miércoles, Julio 11th, 2012

EL ADELANTADO DE SEGOVIA06-1kama(580).jpg

Foto: Kamarero

En la noche de ayer Diego Calavia logró embrujar la mente de niños y de mayores.
El inicio del festival de Narradores Orales, logró su objetivo, gracias a este narrador que consiguió hipnotizar a un público entregado.El recorrido de este artista se nota en la forma en la que habla, en la manera en que cortó la respiración de todos los segovianos que anoche tuvieron la oportunidad de disfrutar de una actuación única. El espectáculo continuará durante los próximos siete días.

Miércoles, Julio 11th, 2012

Diego Calavia abrió el ciclo de Narradores Orales uniendo historias con dosis de magia

elacueducto.com 10-7-2012

El artista también estuvo presente en el Atrio de la iglesia de San Lorenzo, donde inauguró los ‘cuentos en los barrios para los más pequeños’Diego Calvia abrió el Festival de Narradores Orales Diego Calvia abrió el Festival de Narradores Orales Javier Segovia

Un festival que se consolida. Así son los Narradores Orales, un ciclo que se consolida aún más en la capital con su XIII edición. Y es que, haciendo caso al sabio refrán que reza ‘renovarse o morir’, los organizadores tienen en cuenta a los más pequeños, que en ocasiones no captaban todo el mensaje durante el ciclo. De esta forma durante el festival se celebran los cuentos en los barrios para los más pequeños, una iniciativa que lleva a los diferentes núcleos de la capital la magia de la narrativa.

Ayer tuvo lugar el pistoletazo de salida de los Narradores Orales. El artista Diego Calavia se encargó de esta inauguración. En una mezcla de historias, princesas y demás personajes de fantasía iban saltando a escena con la inestimable ayuda de la magia, herramienta indispensable para este conocido ilusionista. “Lo mío no es la narración, pero tengo muchos amigos narradores y algo se tiene que pegar”, comentaba divertido Calavia.

Una suerte de efectos especiales abrazaron la narración que disfrutaron los más pequeños y que vino dando sentido a la historia.
En cuanto al ciclo, ya en la Casa de Andrés Laguna, Calavia narró hechos de su vida cotidiana entremezclados también con ciertas dosis de magia. Multas de tráfico, engaños de un trilero del que luego quiso aprender, historias de un líquido milagroso y sus propiedades arregla-todo.

En definitiva, una manera diferente de hacer magia y narración en un tiempo en el que, según reconoció el propio Calavia, “es frecuente la mezcla de artes”.
La organización, como en el resto de ediciones, corre a cargo del escritor Ignacio Sanz. Preguntado por cómo fue llamado el ilusionista a actuar en el ciclo de Narradores Orales, aseguró que Sanz es “muy puntilloso con el festival, porque procura que el público solo vea lo mejor”.

El ilusionista y durante la noche de ayer narrador estuvo en el pasado año en la localidad segoviana de El Espinar, donde realizó una actuación “muy entrañable” en el Centro Cívico del municipio.

A Sanz le llegaron “habladurías y quiso ver una actuación”. Tras verla y teniendo en cuenta las buenas referencias decidió seguir adelante con la idea de traer a Calavia. Al terminar la primera noche de los Narradores Orales, Calavia estaba “feliz” y es que “no puedo por menos de estar encantado de estar en Segovia”, aseguró.

Segunda jornada
Jean Michel Hernández narrará mañana en la Casa de Andrés Laguna, habiendo realizado los cuentos en los barrios para los más pequeños en el Jardín Botánico.

DIEGO CALAVIA Y SU HUMOR MÁGICO

Miércoles, Julio 11th, 2012

EL NORTE DE CASTILLA - SEGOVIA 10.07.12

ARRANCA EL ESPECTÁCULO

El artista izó el telón del Festival de Narradores Orales, cautivando al público con su gracejo y trucos de magia

Diego Calavia y su humor mágico

NUEVA ENTREVISTA

Sábado, Octubre 8th, 2011
Esta vez ha sido una entrevista de Virginia Imaz para Artez la que me da oportunidad de hablar de la mezcla de Magia y cuentos que conforman alguno de mis espectáculos y con ello, de parte de lo que pienso. Podéis leerla en la sección “Gente de palabra” comprando la revista, pinchando ahí arriba, o a continuación

ENTREVISTA PARA ARTEZ

Sábado, Octubre 8th, 2011

De entre los distintos nombres que se barajan para denominar este arte, Diego saca “al azar” y con los ojos vendados justo el que prefiere, “Cuentista”. No podía ser de otro modo, la picaresca le corre por las venas y además, le pagan por hacer del “engaño” un arte que entretenga y sorprenda -aun a sabiendas de que hará trampa.

sta-lucia2
¿Por qué te subes a un escenario?
La primera vez por hacer algo “diferente”, desde entonces para hacerlo cada vez mejor. Siempre tuve pajaritos en la cabeza y una cierta aversión a seguir caminos trillados, tenía su lógica que subiera.
Seguir ahí ya es cosa de psiquiatra, sabe a montaña rusa sin homologar -solo es apta para aguerridos autónomos- y es para goce propio, no un acto de generosidad. Que al público le guste o incluso le encante lo que haces, es maravilloso, pero que te “llene” a ti, no tiene precio.
¿Cómo fue que comenzaste a contar?
Estaba razonablemente contento con mis juegos de magia, la presencia escénica que iba desarrollando y mis globos, pero llegó una de esas crisis cíclicas que te hacen replanteártelo todo. Lo que hacía llevaba mi sello, pero para quien se siente creador, es mucho más sabroso el aplauso que dan a tu obra, que a la que interpretas de otro.
René Lavand, que ya era mi mago favorito, acompañaba su magia de historias que la hacían mucho más impresionante y emotiva, y mis presentaciones se alejaban bastante de la retahíla de bromas y chistes típicos de los magos. Además tenía a Carles García y “los cuentos de la Luna” resonando en mis oídos, así que me dejé contaminar. Empecé a modelar mis charlas en forma de sucedidos y cuentos, vestí con ellos mis magias, y saque a pasear mi voz de “bajo profundo”.
¿Cuáles son pues las señas de identidad de tu trabajo?
Básicamente, lo que me diferencia de otros narradores es que voy haciendo magia mientras cuento historias, pero también la personalidad con que engancho al público, cómo estructuro los espectáculos, o el tipo de humor. Mis relatos tienden a la sátira. En general divierten, pero que el público perciba esa retranca o no, es un añadido. Me encantan por ejemplo las risas de los adultos en un espectáculo infantil mientras los chavales les miran y piensan “¿De qué se ríen?”
¿Cómo “cocinas” tus historias?
Es la parte más difícil, el proceso puede llevarme días o años. Para mí, historias y magia han de estar bien empastadas, no quiero adornar cuentos con efectos especiales. Procuro que queden equilibradas en el conjunto de la actuación.
Y como es difícil encontrar relatos que se adapten a mi personaje o a las exigencias de los efectos mágicos, las más de las veces hago de escritor, o invento juegos para ilustrar una buena trama que se me ocurre o encuentro.
¿Cómo es la experiencia de mezclar magia y narración oral?
La acogida del público es muy buena, es mi repertorio más personal, diferente al de cualquier otro. Tengo la sensación de estar haciendo lo que soñé.
Aunque si se busca ver cómo aparecen palomas, se manipulan cartas, o se cuentan historias etnográfica y emocionalmente correctas, mejor visitar el museo del corsé.
¿Qué tipo de público prefieres?
De 4 años en adelante, con ganas de pasar un buen rato y si es participativo y agudo, mejor que mejor. Últimamente llevan niños de teta a los espectáculos y a menudo te encuentras con un coro de llantos, o algún gateador escaneando el escenario. Sin comentarios.
¿Cuales son para ti las condiciones ideales para contar?
Las que más disfruto son las salas pequeñas, hasta 20.000 personas o así. Un espacio escénico cercano, sin focos que me cieguen, me gusta ver al público. Pero me ha tocado casi de todo. Actúo mucho en calle y he aprendido a jugar con las condiciones existentes para sacarles el mejor partido. Sería ideal trabajar en circuitos de pequeños teatros, pero no tengo pedigrí.
¿Es posible formarse para contar?
Creo que para quien busca llegar a ser artista, formarse es parte de un camino que nunca acaba. Aunque a veces, pienso que si tras varios miles de horas de empeño sigo necesitando prepararme, es porque soy torpe.
Investigar, leer, imaginar, ensayar, ir al logopeda, a cursos de expresión corporal, de teatro, de clown, de improvisación, etc. Ahora hay variedad y todo aporta. Dependerá de la finalidad que se busque contando y las aptitudes de cada uno. Es muy versátil el cuento, y hay quien en un par de cursos se pone al día. Envidia me dan.
Creo que el próximo al que acuda, será de mercadotecnia.
¿Cómo ves este oficio de vivir del cuento en la actualidad ?
Ahora, con el melón abierto hay mucho moscón, y tanto lunes al sol hace que surjan vocaciones hasta en el seminario. La competencia desleal de muchos políticos nos acosa; nadie les ha pedido que le den visibilidad a esto de vivir del cuento, y están transmitiendo la falsa idea de que se consigue sin trabajo ni honradez.
Afortunadamente no tenemos industria que pueda erearnos, las administraciones hacen pocas cosas pero las anuncian mucho, y también ayudan alimentando la cantera. Así tenemos más ocio y tiempo libre.
En definitiva, que está complicado, como siempre.
¿Cómo gremio cuáles serían nuestras prioridades en tu opinión?
La narración, como una de las más antiguas expresiones artísticas, debería encontrar mejor acomodo entre las artes escénicas. Para ello deberíamos entre todos: Dejar de subir al escenario sin la necesaria preparación. Utilizar la creatividad para algo más que los currículos. Abrazar la crítica como herramienta de progreso. Reemplazar el “a las 19.30 Cuentacuentos” por nuestro nombre y el título del espectáculo si lo tiene. Procurar una remuneración adecuada para abandonar la alegalidad, pues aunque nos facture “un colega” a corto, a medio plazo es inevitable y al precio que se paga, no llegaremos nunca a jubilarnos.
Los festivales también debieran de aportar dando un salto cualitativo. Los cachés por ejemplo, tienen una “tarifa plana” que suele penalizar al que paga a Hacienda. Será más cómodo para ellos, pero no se adecua al resultado y valía de cada cual. De los que pagan y cobran en currículum, ni hablo.
Una anécdota
Tras 18 años viviendo del cuento, del aire y de ilusiones, aun sigo encontrándome conocidos que al desgaire me preguntan ¿Sigues con “tus cositas”?

DESPIADADA CRÍTICA

Martes, Agosto 2nd, 2011
diego

Recuerdo que en las películas que trataban de artistas, por la mañana tras el estreno, con más o menos nerviosismo se desayunaban con las críticas. Si eran malas, suponía un desastre para la compañía y si no, el éxito. Supongo que se sigue haciendo pero en “otra liga”. En la mía, que no sé muy bien cual es, lo difícil es que te hagan una. Me habrán hecho 2 o 3 en las cerca de 2000 actuaciones que llevo y afortunadamente las han escogido bien.
No es que le tenga cariño o no a esa figura que se dedica a juzgar el trabajo de otros. Tal vez no siempre tengan conocimientos, criterio o independencia para hacerlo, pero creo que la crítica en general es uno de los instrumentos que nos hacen progresar. Otro día entraré en este tema, porque hoy, aprovechando que en el “Adelantado” de Segovia me hicieron una el Domingo, os invito a leerla aquí y de paso os cuento sobre mis apariciones en prensa.

He tenido bastantes, habitualmente anunciando una actuación que como mucho se acompaña con un texto refrito de lo que tengo escrito en la güeb. Y es que si es difícil que el programador o el concejal de turno vean lo que contratan, más difícil es que un periodista, si acude, espere más de los 5 minutos necesarios para hacer la foto obligatoria al político que inaugura o clausura la programación, que evidentemente es lo importante -son gremios interdependientes y vienen y se van juntos-.
También me han hecho unas cuantas entrevistas y aunque la mayoría estaban bastante bien escritas y me trataban bien –que lógicamente es lo que buscas al darlas-, recuerdo la primera a toda página que me hicieron cuando apenas llevaba 2 años de mago profesional. Era becari@ y como no tenía preguntas, hablé sobre lo que pensaba de la magia, las dificultades de abrir un mercado inexistente, de la originalidad, mis ilusiones, de Tamariz, anécdotas…, y también saqué en un alarde de compañerismo, el tema de que en Logroño había otros buenos magos y que alguno había sido premiado en congresos mágicos. Por aquello de dar visibilidad a un gremio hundido en el desconocimiento.
Pero iba yo notando que cuando decía algo que me parecía importante no anotaba nada y sí lo hacía con cada tontería –que fueron muchas-. Al final lo vi tan negro, que aunque la neurona me decía que no dejara esas palabras salir de mi boca, se escaparon de mis labios: ¿Y qué vas a escribir? ¿Podría echarle un vistazo antes de que lo envíes?… La verdad es que no sé qué pensaba que podría haber hecho y de todos modos, me topé con una ofendida alusión a la sagrada libertad de prensa, así que me confirmé en que acababa de hacer una tontería y que debía empezar a rezar.
¿El resultado?.., un resumen mal hilvanado de lo que había ido diciendo. Y aunque creo que intentó hacerlo lo mejor posible y dejarme en buen lugar, tras un corolario de despropósitos, acababa aludiendo a ese alarde de compañerismo que citaba antes diciendo algo así como “Tal vez Diego acabe triunfando como sus compañeros y llegue a parecerse a Tamariz”. 16 años después aquí sigo. Soy más guapo y más alto que Tamariz -aunque eso no sea tan difícil y como mago me de sopas con onda-. No sé si mis compañeros triunfaron o no, pero yo he conseguido mi sueño de vivir del cuento, del aire y de ilusiones. El “TRIUNFO” tal como se suele entender no sé si lo conseguiré nunca, así que os animo a pedir presupuestos porque siguen 10 o 20 veces más baratos que si lo hubiera hecho.