MAGIALDIA 2012

p9186706Siempre es una lástima que acabe aunque solo sea hasta el año que viene. Éste además es un festival incombustible y ni los “recortes” han podido con él. Siguen sacando magia de la chistera o de donde sea.
Nos tocó a Amaia y a mi abrir el pastel con las citas escolares, de las que tenéis una reseña en euskera un poco más abajo. Para los que no lo dominéis, la traducción viene a ser que lo hicimos estupendamente. Lo único malo fue tener que madrugar toda la semana.
Luego fueron entrando los talleres de magia, el ciclo de magia y cine, la magia en los tranvías, las rutas de magia de cerca por el casco, la magia en los escaparates y el viernes el mogollón: conferencias, las espectaculares Galas de cerca con cigarrillos entrando por la nariz y saliendo por la boca, las botellas, los cubiletes y las cartas volando por el “Europa”, las del “Principal” más a lo grande y la de la Plaza España luchando contra los elementos.
Mucha emoción, pocas horas de sueño y muchos amigos. Los de siempre y otros nuevos que vas haciendo a través del roce y la admiración por lo que hacen. Amaia andaba flipada y a pesar de tantos juegos, seguía arrimándose a los corrillos gritando “Soy profana” atrayéndose a todas las barajas de las inmediaciones.
Me encantaría hacer una buena crónica del festival porque lo merece, pero ya habrá quien la haga exaustivamente. Yo me quedo en estas lineas para recordar que anduve de nuevo levitando de goce en Vitoria y volveré a hacerlo el próximo año. No os perdáis Magialdia 2013.

Escribe un comentario