ALGO HABRÉ HECHO BIEN

En portada

El lunes 9 de julio actué abriendo el “XIII Festival de Narradores Orales de Segovia”. El espacio era precioso pero muy malo para un mago, con espectadores a derecha e izquierda que me vieron casi todo el tiempo de espaldas. Solo recuerdo una situación más difícil, en un auditorio redondo con mucho público a la espalda en Rio de Janeiro.

Había 350 sillas, al menos otras 50 personas de pie ¡y sin equipo de sonido!. Un par de columnas que tapaban la visión de algunos espectadores y además un público acostumbrado a ver a muchos de los mejores narradores del panorama internacional que Ignacio Sanz ha programado en los pasados 12 años. Para acojonarse un poquito vamos.

Sin embargo conseguí adecuarme a las condiciones existentes cambiando un par de juegos y mi ubicación con frecuencia y ese público experto, exigente, o difícil a priori, resultó ser increíblemente acogedor desde el principio, con un silencio sepulcral cuando cedían las risas. Me dieron la posibilidad de disfrutar y de dar lo mejor de mi.

Recordaré esta actuación porque estuvo muy cerca de cómo me gustaría que resultaran mis actuaciones y la respuesta del auditorio fue espectacular durante los más de 90 minutos de “Vivir del Cuento” y a su término.

De todos modos la sorpresa llegó el martes 10, cuando me dijeron “Has salido en el periódico. ¡EN PORTADA!” ¡La foto de portada! Con su comentario de pie de foto y otra foto en la página 6 con  una breve crítica del espectáculo No fue hasta la noche que vi en Internet que “El Adelantado”, “El Norte de Castilla”, “El Acueducto” y otros digitales habían publicado “sus” crónicas de la actuación. Hoy veo que “El Adelantado de Segovia” el que ayer me dedicaba la portada, me dedica la contraportada.

Mucho tendrá que ver el trabajo de difusión que lleva haciendo en estos 13 años la organización, pero algo habré hecho yo bien, así que voy a disfrutarlo un ratito. Si, soy un poco de pueblo y no estoy acostumbrado a que me reconozcan en mi trabajo. Y si, me siento orgulloso de que por una vez me haya tocado a mí. Ojala se repita si lo vuelvo a merecer.

Escribe un comentario