Archive for Junio, 2010

DONDE IREMOS A PARAR…

Martes, Junio 29th, 2010

reciclaEste es un cartel que se puede ver en las calles de Estonia. La verdad es que no sé lo que dice el texto, pero parece que ya no saben como encauzar a las nuevas generaciones y han empezado a deshacerse de ellos. No había presupuesto para la rehabilitación -maldita crisis- y se lo han tomado a la brava. Por lo visto, hay otros carteles que bordeados en rojo y con una banda diagonal cruzando, indican dónde no se deben tirar. Ya sé que no siempre se portan como deben, pero ¿no creéis que es un poco exagerado?.

EL TRABAJ0 BIEN HECHO

Martes, Junio 15th, 2010

Hace años, cuando de ponderar a alguien se trataba, era habitual escuchar: “Es muy trabajador”. Hoy en día no es uno de los valores que se utilizan para adornar a una persona, si es que de eso se trata y no de despellejarla… Nunca he estado convencido de que recibir tal piropo fuera un honor, al menos no creo que esté bien planteado el enunciado. Creo que lo honroso sería hacer BIEN el trabajo.

A base de tratar con chapuceros, nos vamos olvidando de lo que debe de ser un buen fontanero, un buen albañil, un buen juez, o un buen mago… y ya parece que nos da igual. Cualquiera que lo piense, se dará cuenta de que preferiría que los trabajos o servicios que le prestaran fueran buenos, por encima incluso del precio si este fuera asumible. Tal vez en España, por casos de actualidad tipo “Gürtel” o la “fauna de frikis de la tele”, nos hemos hecho a pensar que el camino es TREPAR COMO SEA y que TODO VALE, a sabiendas de que no faltarán agilipolladas masas que adorarán a quienes se aupan por estos medios. Puede que en otros paises sea diferente, pero aquí la mancha se extiende de arriba-abajo o al revés ¿quien sabe?, hasta que llega a mi oficio o el suyo y yo me planto, y sé que muchos otros también lo han hecho y lo harán.

Yo nunca he creido que el trabajo sea un fin, ni siquiera le tengo mucho aprecio como concepto. Soy de la tradición picaresca -que perfeccioné en un cursillo estatal, llámese servicio militar- y que permite a los que tenemos el ingenio vivo conseguir “cositas”, pero tampoco van más allá de simples historias para dar color a la vida, y que poder contar al amor de una charla con su copa de vino. Sin embargo, siempre he pensado -y he actuado en consecuencia- que los que tenemos que trabajar para seguir adelante, debemos sacarle partido a todo ese tiempo que pasamos en ello. No solo en el principal ámbito monetario, también deberíamos aprender a hacerlo lo mejor posible independientemente de lo que hagan los demás. Un acicate que nos sirva para ser mejores y tratar de generalizar una actitud que acabará revirtiendo en nosotros mismos. Lo mismo que ir con una sonrisa por delante nos reporta más gratificaciones que ir a cara de perro. ¿Preferís ver una cara amargada en la carnicería? ¿Preferís que corte la carne bien o mal?…

Yo después de mucho esfuerzo, tengo un trabajo vocacional y le dedico muuucho tiempo. Me preparo en todas las facetas que considero pueden mejorar mis prestaciones ante el público. Esto incluye ponérselo fácil a encargados técnicos y programadores, pero con mayor motivo, mejorar lo mágico y entretenido que han de tener mis espectáculos. Mi presencia, vocalización, atrezzo… y el saber que intento dar lo mejor de mi en cada ocasión, me sienta bien. Muy bien.

Tal vez parezca presuntuoso, pero como es verdad y no veo titulares que hablen de lo bien que hago mi trabajo, tendré que decirlo yo. A esto aspiro, no me conformo con que digan que soy “muy trabajador”. Ahora solo falta esperar a que piquen, que más y más gente haga BIEN su trabajo y se empiece a premiar este tipo de actitud. Tal vez así consigamos mejores gestores, profesores, artistas y otros etcéteras. Que no es que no los haya, que haberlos haylos, lo que digo es que deberían ser ellos los premiados con su confianza, y no “los otros” como suele ocurrir.

FESTIVAL DE TEATRO DE EL EJIDO 2010

Lunes, Junio 14th, 2010

¡Vaya fin de semana!. De Logroño a El Ejido pasando por Murgia. La preparación y los viajes son lo de menos. Si no mencioné en su día como atraviesa un autónomo -heróica raza- las espectaculares nevadas que tanta gente dejan por la carretera, porqué mencionar las lluvias de este fin de semana…

La actuación “Vivir del Cuento” en Murgía fue una delicia. Lo es trabajar en un salón de actos para 100¿? mujeres que se habían reunido para compartir conocimientos y experiencias, y que además de disfrutar contigo te invitan a su ágape -que es como acaban este tipo de actos aquí en el norte. Y cómo evitar que nos prepararan un tentempié para hacer el viaje más cómodo…!!! Gracias de verdad.

Horas después, clausurábamos las actuaciones de calle en el “Festival de Teatro de El Ejido 2010″ con el “A cuanto la uva..”, que no hacía desde el 21 de Febrero en Bilbao. Parecida situación a la que comentaba en el post “Más madera” un poco más abajo; calle, con la carpa y viento potente. Lo bueno es que en esta ocasión el viento venía siempre de poniente y ya estábamos prevenidos por lo ocurrido en Basurto. Anclamos la carpa a farolas y árboles, le pusimos pesos, amarramos los bafles y trípodes donde pudimos… y viento en popa a toda vela nos olvidamos de lo que a cada uno nos preocupara durante los 70 minutos que duró la actuación. Pensé que iba a resultar difícil, porque al empezar, los espectadores estaban arrellanados en unos escalones distantes, pero en los momentos previos al comienzo, prometí garrotazos de premio a los que se sentaran delante de la carpa y casi entran dentro. Pena no poder sacar 25 ayudantes a escena, porque muchos chavales lo merecían. De verdad que lo tuve difícil para escoger a los magníficos ayudantes que  salieron, pues había muchos más plenamente cualificados. Gracias a todos los técnicos del festival que ayudaron lo indecible, gracias Rubenciano por acompañarme y gracias al Aire que nos llevó hasta allí.