EL TORO

Ayer hicimos el taller y aunque no nos dio tiempo para todo lo que tenía preparado, fue una gozada. Volví a hacer algunas figuras que hace tiempo tenía olvidadas, compartimos una mañana estupenda, me invitaron a comer en una sidrería que estaba “de puturrú” y me volví para casa con la cabeza bullendo de ideas.

Aquí os presento al torito que se me ocurrió preparando los materiales para el taller y les hice en la comida, y entre tajada y tajada, algunas ideas de magia que tengo que probar. En breve saldrán las fotos de Trancas y Barrancas. Muchas gracias a toda la XISKA

Escribe un comentario